Un orden social justo exige un precio justo por el trabajo, acorde con la gravedad y la dificultad del asunto.

Los Honorarios Profesionales se pactan con el cliente, teniendo en cuenta sus posibilidades económicas, una vez se tiene conocimiento estimado de la gravedad del asunto, la duración de la tramitación del procedimiento, las distintas intervenciones profesionales en diligencias judiciales, visitas a Centros Penitenciarios, pena prevista, responsabilidad civil que se derive y los demás factores a considerar.

Con la firma de la Hoja de Encargo el cliente sabrá desde el principio el coste de la defensa técnica de sus intereses, y la forma de pago que incluso puede pactarse en función del éxito o resultado obtenido.

Sistemas de pago

Transferencia

Bizum